3 expresidentes peruanos en la mira

Abren investigación

El fiscal José Domingo Pérez abrió una investigación preliminar por lavado de activoscontra los ex presidentes peruanos Pedro Pablo Kuczynski, Alan García y Alejandro Toledo, a raíz de los presuntos aportes de la empresa brasileña Odebrecht, informó hoy el Ministerio Público.

Las investigaciones se originan por la declaración del ex directivo de Odebrecht en Perú Jorge Barata, recibida por fiscales peruanos el pasado febrero en Brasil, donde se refiere a aportes de campaña que presuntamente la constructora hizo a sus respectivas organizaciones políticas, precisó la fiscalía de Perú a través de su cuenta en Twitter.

El ex presidente Toledo (2001-2006) será investigado junto a su ex asesor de seguridad Avraham Dan On, mientras que Kuczynski (2016-2018) lo será con la actual embajadora en Londres, Susana de La Puente.

Asimismo, el ex mandatario Alan García (2011-2016) será investigado con el ex ministro y partidario político Luis Alva Castro.

“Todas las partes fueron notificadas de las respectivas disposiciones, que incluyen la programación de diversas diligencias”, agregó la Fiscalía al anunciar el inicio de las investigaciones en tres casos individuales.

Durante el interrogatorio dado por Barata al fiscal Pérez, en febrero pasado, el ex directivo dijo que su empresa hizo aportes a las campañas electorales de Kuczynski y Toledo en 2011, y a la de García en el 2006.

También mencionó un aporte a la campaña del 2011 de la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, que se enfrentó ese año en los comicios con Ollanta Humala, quien resultó vencedor para el periodo 2011-2016.

Precisamente, Humala también es investigado en forma preliminar por la Fiscalía por un aporte de tres millones de dólares presuntamente entregado por Odebrecht a su campaña.

En el caso de Kuczynski, Barata dijo que la empresa le entregó 300.000 dólares a través de Susana de la Puente, una reconocida banquera y allegada al ex mandatario durante su campaña electoral.

Kuczynski renunció a la presidencia de Perú en marzo ultimo por sus vínculos con Odebrecht, tras dejar el gobierno de Toledo en el cual fue primer ministro y titular de Economía.

Para la campaña de Alan García en 2006, el ex directivo de Odebrecht dijo haber entregado 200.000 dólares al ex ministro  Castro, quien hizo de emisario, según su declaración publicada por medios peruanos.

En el caso de Toledo, Barata indicó que el aporte fue de 700 mil dólares y para Keiko Fujimori se destinó 1,2 millones de dólares que fueron supuestamente entregados al ex ministro Jaime Yoshiyama y el empresario Augusto Bedoya.

Toledo ya es investigado por un presunto soborno de 20 millones de dólares de Odebrecht para entregarle la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica sur y la justicia peruana ha pedido su extradición a Estados Unidos, donde vive.

El interrogatorio a Barata se hizo en portugués, a pedido de la defensa de Fujimori, y la traducción oficial al español tomó al menos dos meses y finalmente pudo estar a disposición del fiscal Pérez en mayo pasado.

(La Tercera)