Gobierno ofrece dinero y estudiar Ley 195

Cuarto intermedio en diálogo

El Gobierno propuso este viernes analizar la modificación de la Ley 195 de Coparticipación Tributaria y asignar más recursos para que continue funcionando la Universidad Pública de El Alto (Upea).

A la conclusión del encuentro entre representantes de la UPEA y el Gobierno, el rector de esa casa de estudios superiores, Ricardo Nogales, indicó que el planteamiento será trasladado a la comunidad universitaria y en las próxima se entregará una respuesta.

En el encuentro el poder central propuso una subvención extraordinaria que permita el normal funcionamiento de esa entidad de estudios, aunque no se mencionó el monto global.

El planteamiento sobre la norma apunta a una "distribución igualitaria" de los recursos de coparticipación tributaria, en igualdad de condiciones con las universidades del sistema.

La presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, ponderó el esfuerzo realizado por los actores del diálogo y auguró pronta solución a las principales demandas.

"Saludamos la voluntad del rector de El Alto, creemos que el diálogo fu fructífero. Luego de la conversación hemos hecho conocer lsa propuesta condicione de trabajo

En medio de gran expectativa, a horas 07:20 comenzó en la Vicepresidencia la reunión de autoridades del gobierno y legislativas con representantes universitarios.

Sin la presencia del ministro de Gobierno, Carlos Romero, el poder central intentó zanjar el conflicto que se prolonga desde hace varias semanas y que se mantuvo con movilizaciones, paro cívico y que derivó en la muerte del estudiante Jonathan Quispe.

En la mesa de diálogo participaron los presidentes de las Cámaras de Senadores y Diputados, José Alberto Gonzales y Gabriela Montaño, respectivamente, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, su colega de la Presidencia, Alfredo Rada, además del titular de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén y otros ejecutivos.

El titular del Senado, Gringo Gonzales, destacó la apertura de los universitarios para dialogar y procurar consensos.

Más antes, el presidente Evo Morales asumió el compromiso de refrendar el acuerdo que se alcance, partiendo de la premisa de atender con dinero suficiente para el funcionamiento de la UPEA.

Entretanto, grupos de funcionarios administrativos se concentraban en sector próximo a la Cervecería Boliviana Nacional e iniciaron nueva movilización en respaldo a la universidad alteña. Paralelamente, siete piquetes de ayuno voluntario mantenían sus medidas en otros tantos lugares.