El clamor del empresariado boliviano

Solapas principales

Buscando la verdad

Gary Antonio Rodr铆guez 脕lvarez (*)

Despu茅s de m谩s de una d茅cada, la Confederaci贸n de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) convoc贸 a un Congreso Nacional de Empresarios y Emprendedores al que concurrieron m谩s de 300 actores de la micro, peque帽a, mediana y gran empresa del pa铆s para deliberar durante todo un d铆a bajo el slogan 鈥淣uestro compromiso con Bolivia, por el empleo y la iniciativa privada鈥 (29.5.2018).

La promulgaci贸n de la Ley de Creaci贸n de Empresas Sociales, la imposici贸n de un alto incremento salarial y el sorpresivo anuncio de un segundo aguinaldo para el 2018 antecedieron al Congreso en el marco del Estado de Emergencia declarado, al sentirse vulnerados en sus derechos constitucionales; al no ser atendidas sus propuestas de soluci贸n a problemas recurrentes; y, al ser discriminados por el mejor tratamiento que se da a las empresas del Estado.

Bajo la 茅gida de 鈥渃onsolidar la unidad, y ratificar la voluntad plena para defender, sostener y proteger los derechos, libertades y prerrogativas, que todas las Constituciones en nuestra historia -incluida la actual- reconocen y proclaman en favor de la iniciativa privada y el esfuerzo individual, como elemento transversal generador de bienestar, desarrollo y dignidad鈥, el Presidente de la CEPB, Ronald Nostas, condujo el Congreso por m谩s de seis horas hasta emitirse la 鈥淒eclaraci贸n de Santa Cruz de la Sierra鈥.

De la Declaraci贸n de diez puntos destaco, como algo urgente de atender, el clamoroso pedido de ajustar el modelo econ贸mico hacia uno inclusivo, donde se garantice la propiedad privada y la libertad de empresa, para crear empleos dignos y oportunidades de trabajo, por mejores d铆as para Bolivia.

Asimismo, el pedido de abrogar la Ley de Empresas Sociales; respuestas a lo propuesto en las Mesas de Di谩logo del 2016 para mitigar el contrabando, la informalidad, la burocracia, la sobre-regulaci贸n y el enfoque tributario punitivo prevaleciente; armar un plan para revertir la desaceleraci贸n y los desbalances macroecon贸micos; la inviabilidad del pago del segundo aguinaldo; el empoderamiento a la CEPB y, el mantenimiento del Estado de Emergencia.

Un sector que aporta con un 62% al PIB y casi 40% a la inversi贸n; que emplea al 71% de la poblaci贸n urbana y contribuye con el 96% de los impuestos (sin contar YPFB); que genera el 65% de la masa salarial y el 95% de las exportaciones (sin hidrocarburos); que produce bienes y servicios e ingresos para Ud. y para m铆, merecer铆a ser atendido pero, adem谩s, apoyado y muy bien cuidado por el bien de todo el pa铆s鈥

(*) Economista y Mag铆ster en Comercio Internacional