Gran poder se luce en día radiante

Miles de bailarines toman La Paz

Decenas de miles de paceños y turstas disfrutan de la fastuosa Entrada del Gran Poder, evento que se cumplecon normalidad, según periodistas de Radio San Gabriel que transmiten las incidencias desde tempranas horas.

A través de sus creaciones, más de un centenar de  artesanos -en su primera, segunda y hasta tercera generación familiar- hicieron posible y le dan vida a la festividad del Señor Jesús dpara que luzca esplendorosa y fastuosa cada año .

“La fiesta del Gran Poder muestra el valor cultural que tienen las danzas folklóricas y sus vestimentas. No solo representamos a La Paz sino a bailes de cada región del país incluyendo las nuevas danzas (Salay)”, afirmó don Félix Quisbert que lleva 46 años como bordador en su taller Kory Thika que en idioma aymara y quechua significa oro y adorno.

La obra de Quisbert es famosa en el exterior porque fue uno de los pocos que presentó exposiciones en “casi todos los países de Sudamérica”. “Mi sueño es dejar un museo del bordado porque tengo trajes antiguos y eso es una joya que hay que guardarlo bien”, añade.

Algunos artesanos, como los orfebres, inician la “exclusiva” creación de piezas 10 meses antes que empiece la festividad mayor de Los Andes.

En cambio Gregorio Chino fabrica las máscaras de las típicas danzas bolivianas desde marzo.

“Nosotros ya conocemos a nuestros clientes y como el paceño está acostumbrado a hacer todo a última hora, preparamos variedad de máscaras y bastones”, explica sonriente don Gregorio mientras observa sonriente a danzarines utilizando sus trajes, entre ellos los pronunciados pómulos de la máscara del achachi.

Para Norma Alcons, la chola paceña que baila morenada continúa siendo “una de las figuras más representativas” que tiene el Gran Poder y en ella los orfebres pueden lucir los “trabajos más bonitos y detallados”.

“Los joyeros somos una parte fundamental del Gran Poder porque le damos el toque de ostentación”, afirmó Alcons que creó piezas exclusivas para un bloque de la Fraternidad la Sociedad folklórica de morenos La Paz.

La tendencia

En el Gran Poder 2018 las joyas más requeridas fueron las que los orfebres trabajaron en oro, plata y oro chino cuenta Beatriz Rueda. Además las piedras preciosas más demandadas por los bailarines para acompañar las alhajas fueron la Bolivianita y topacio porque “combinan con todo tipo de ropa”.

Ella preparó las joyas en oro, plata y modelos de filigrana (adorno hecho con hilos metálicos) incrustadas con piedras preciosas que lucirán los bailarines de fraternidades como Transporte Pesado Señor de Mayo y Nueva Generación Viajeros La Paz – Charaña.

“El oro chino es más barato y está al alcance de los fraternos que desean participar de la festividad y que quieren economizar gastos. Por ejemplo un juego completo de plata que consta de aretes, rama y ramillete sale entre 3.800 y 10 mil bolivianos; de oro cuesta alrededor ocho mil dólares; y el oro chinito, la segunda, puedes comprar hasta a 1.500 bolivianos”, explicó la orfebre. 

Doña Beatriz destaca que uno de los trabajos más requeridos ahora por los fraternos fueron las alhajas hechas con la técnica de filigrana.

“Demoramos unos tres meses para hacer una joya porque hay que tejer finamente cada hilo”, agregó.

Estos artesanos representan a la tercera generación que con mucha fe, dedicación y orgullo mantienen la tradición familiar en sus obras de arte.

“(Ahora) como Capital Iberoamericana de las Culturas estamos mostrando lo mejor que tenemos y por eso invito a todos los bolivianos para que admiren los trabajos artísticos que (los artesanos) hacemos en La Paz y además puedan disfrutar del Gran Poder, la fiesta mayor de Los Andes”, concluyó Quisbert.