Negociar con Bolivia será una espina clavada

Exdiputado chileno Tarud

El ex miembro de la comisión de relaciones exteriores de la Cámara y ex embajador, Jorge Tarud, advierte que si Chile no abandona el Pacto de Bogotá, vendrán nuevas demandas, por ejemplo por Antofagasta. Además cuestiona la influencia que tienen los embajadores chilenos en el extranjero.

- ¿Cómo ha visto el actuar chileno tras lo que fueron los alegatos en la Corte de La Haya con Bolivia?

Próximamente Evo Morales se está reuniendo con Xi Jinping, Presidente de China, después se reunirá con Vladimir Putin, Presidente de Rusia, dos potencias mundiales influyentes.

Es decir, el sigue con su estrategia y Chile más bien ha actuado de forma reactiva respondiéndole a Evo Morales en los medios de comunicación nacionales. El trabajo diplomático se tiene que hacer a la brevedad posible y al más alto nivel.

- ¿El respaldo de Nicolás Maduro a Evo Morales no terminó por afectarlo al mostrarse cercano a un líder de una democracia tan deteriorada como la venezolana?

-Yo creo que ciertamente no le conviene aliarse con lo que se ha convertido en una dictadura, pero acá el tema que se va a considerar en La Haya es otro, que es más bien de índole de equidad. Por lo tanto, esto de Maduro pasa a segundo plano. Chile tiene que hacer lo antes posible gestiones al más alto nivel político-diplomático con una estrategia clara y definida y por el momento eso no se está haciendo.

- ¿Cual sería el riesgo que se corre en caso de no hacerlo?

- En el supuesto caso de que la Corte declarase que Chile tiene que negociar, aunque sea sin resultado determinado, eso para Chile sería muy negativo. Va a ser una espina que vamos a tener clavada de forma permanente.

- ¿Cuáles debiesen ser los argumentos a exponer por Chile en estas gestiones que señala?

- Hay que prevenir a la comunidad internacional el peligro que constituye para todos que una corte le señale a un país soberano e independiente que tiene la obligación de negociar. Sobre todo a los países más influyentes.

Que dirían China, Rusia, Francia, Estados Unidos o el Reino Unido si esta Corte les dijese que tienen la obligación de negociar su propio territorio ¿Le diría al Reino Unido que tiene que negociar el tema de Gibraltar?, ¿Le diría a los chinos que tienen que negociar las islas con Japón?, ¿Le diría a Estados Unidos que tiene que revisar la situación de los territorios que eran mexicanos?

- ¿Siente que este tema aún concita unidad en el país?

El Presidente Morales logró que fueran los ex Presidentes con él, no obstante que en política interna se atacan mutuamente, pero en La Haya estuvieron ordenaditos, y entre nosotros no fue así. Parlamentarios de diversos sectores, algunos actúan con ambigüedad y otros claramente se han puesto en la postura que puso Bolivia en la demanda.

- ¿Fue una buena estrategia adelantarse a Bolivia en la demanda por el río Silala?

- Yo creo que fue un error demandar a Bolivia. Demandar por las aguas del Silala nos pone en la siguiente situación: que esta Corte, que actúa de forma equitativa y a veces salomónica, nos diga que sí, que Chile tiene razón, las aguas son internacionales y compartidas, pero que en la otra demanda Chile tiene la obligación de negociar. Fue un error, yo no lo habría hecho. Nosotros, como parlamentarios, fuimos sorprendidos con esta demanda el 2017, yo recibí la información 30 minutos antes de que se anunciara.

- ¿Sigue sosteniendo que Chile debe salir del Pacto de Bogotá?

- Sí. Pienso que estas demandas van a ser eternas, el día de mañana puede venir otra demanda por Antofagasta. Evo Morales fue muy claro en señalar que es territorio de Bolivia y perfectamente pueden "cranear", sin respetar el tratado de 1904, otra demanda. Nada bueno sale de esto.

- Pero si La Haya fallara a favor de Chile, ¿no podría ponerle punto final a las aspiraciones bolivianas?

- No, ya que, igualmente, Evo Morales podría ir a la Corte de Arbitraje, y además en la Corte de La Haya podrían seguir viniendo algunas demandas más, como por Antofagasta.

Perú se demoró más de 20 años en fraguar su demanda en contra de Chile. Hicieron todo tipo de modificaciones preparando en un larguísimo plazo la demanda. Un retiro del pacto de Bogotá, si bien todavía podemos ser demandados hasta en un año más, es un breve lapso que se les da si están planeando demandar.

- Usted acusa una falta de estrategia de Chile en el ámbito internacional ¿Cuál es el rol que deben tener los embajadores? ¿Afecta que no tengamos aún representante en Washington, por ejemplo?

-Salvo excepciones, nuestros embajadores no actúan al más alto nivel, salvo pocos, no es normal que hablen con los Presidentes. Cuando vi delegaciones chilenas que fueron por el tema de Bolivia a Europa, fueron recibidos por directores de América Latina. Si como embajador me hubiese pasado esto y no llevo estos parlamentarios al menos donde el canciller, habría renunciado a mi cargo.

- Está pendiente con Perú el tema del triángulo terrestre, ¿Chile ha abandonado este tema?

-Para nosotros el triángulo no existe, este es un invento peruano. Para nosotros está claramente definida la frontera, firmada por el paralelo y no pasaron 72 horas del fallo de la Corte para que Ollanta Humala pusiera el tema de este triángulo peruano.

"Qué dirían China, Rusia, Francia, Estados Unidos o el Reino Unido si esta Corte les dijese que tiene la obligación de negociar su propio territorio".

"Pienso que estas demandas van a ser eternas, el día de mañana puede venir otra demanda por Antofagasta".

"Hay que señalar a la comunidad internacional el peligro que constituye para todos que una corte le señale a un país soberano e independiente que tiene la obligación de negociar".

(Economía y Negocios)