Conteo oficial descarta segunda vuelta y ratifica distancia de 10%

Escrutinio al 98%

El binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales-Álvaro García Linera, consolidó una polémica victoria en primera vuelta con el 46,77% de los votos frente al 36,75% de los respaldos logrados por la dupla de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa-Gustavo Pedraza, según el conteo oficial al 98,09% del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Este porcentaje ratifica el resultado lanzado por el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) el lunes, cuando, luego de 24 horas de inexplicable interrupción, la TREP validó la victoria del MAS en primera vuelta con más de 10 puntos de diferencia.

El conteo oficial se hizo esperar casi cuatro días, hasta las 00:07 de hoy, para dar por casi concluida la incertidumbre nacional causada por la falla de la TREP.

La diferencia lograda por el MAS sobre CC aún podría ser revertida, puesto que falta contabilizar más del 2% de las actas (unos 140 mil votos), sobre todo en los departamentos de Chuquisaca y Potosí. Sin embargo, la mayor parte de las actas que falta computar corresponde a municipios rurales, donde el oficialismo suele tener un amplio respaldo.

El conteo oficial avanzó con una lentitud que desesperó a los actores políticos, pues todo el país está en vilo para saber si se va al balotaje con los dos primeros candidatos o se declara ganador a Evo Morales en la primera vuelta. Para que esto ocurra, el actual presidente tendría que sacar una diferencia de 10 puntos sobre el segundo, cifra que logró, según el último conteo oficial.

Esta incertidumbre ha generado en todo el país una serie de violentas movilizaciones, azuzadas por una inexplicable decisión del TSE el domingo, de paralizar el sistema TREP, cuando presentó datos al 83,85% del conteo de actas, dando un victoria al MAS pero con una diferencia de 7%, que daba paso a la segunda vuelta. Ese domingo, la TREP fue interrumpida a las 19:40 por 24 horas y, cuando se retomó el conteo, el resultado mostró una diferencia de más de 10 puntos entre el MAS y CC, lo que cerró la posibilidad de un balotaje.