93% de la ciudadanía cuenta con cobertura de servicios financieros

Bolivia

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) informa que, entre 2007 y 2019, los puntos de atención financiera (PAF) crecieron cerca de 4 veces en el área urbana y más de 5 veces en el área rural, lo cual posibilitó que el 93% de la población boliviana cuente con cobertura de servicios financieros.

Además, este boletín destaca que las cuentas de depósito se multiplicaron en 4,4 veces, y el número de prestatarios creció en 122%, datos que muestran que en los últimos años se registraron avances significativos en el uso de los servicios financieros y un mayor acceso a los mismos en el país.

Al mes agosto de 2019, el 93% de la población boliviana cuenta con cobertura de servicios financieros, a través de 6.921 PAF compuestos por 3.634 sucursales, agencias y otros, y 3.287 cajeros automáticos (ATM) a nivel nacional.

Los PAF mencionados brindan cobertura de servicios financieros al 65% del total de municipios, 40% más que la cobertura alcanzada en 2007 que llegaba al 25%. Este es el resultado del lineamiento planteado en la Ley 393 de Servicios Financieros, el impulso dado desde ASFI con las metas de bancarización y posteriormente con la implementación de las metas de cobertura geográfica de servicios financieros que deben cumplir las entidades financieras en el marco de lo establecido en la “Agenda Patriótica del Bicentenario 2025”, que prevé que el 100% de municipios contarán con al menos un PAF hasta el 2025.

Resultado del mayor acceso a los servicios financieros, la cantidad de cuentas de depósitos se incrementó en 4,4 veces entre 2007 y 2019, pasando de 2,7 millones a 12 millones de cuentas, lo que posibilitó que el indicador que relaciona el número de cuentas con la población mayor a 18 años pase de 0,5 a 1,7; es decir que existirían casi 2 cuentas por cada persona que supera la mencionada edad.

El número de tarjetas de débito aumentó cerca de 2,5 veces en los últimos 9 años, lo que va en línea con el crecimiento en el uso de medios electrónicos de pago. Al cierre de agosto se registran 5,2 millones de tarjetas de débito a nivel nacional.

Según datos de la Encuesta Nacional de Servicios Financieros -que ASFI desarrolla cada gestión-es destacable el incremento en la utilización de los servicios a través de banca por internet, que creció en 67% entre 2016 y 2019, al igual que el empleo de la billetera móvil que creció casi 4 veces en el mismo periodo.

Por otra parte, el número de prestatarios como porcentaje de la población económicamente activa pasó de representar un 15% en 2007 a un 28% en 2019, con un incremento del número de prestatarios que pasó de 728 mil a más de 1,6 millones, mostrando que cada vez mayor cantidad de personas tienen acceso al crédito y al uso de los servicios financieros.

La dinámica señalada permitió a que el país destaque en la región como uno de los que más avances experimentó en innovación digital en materia financiera, situación que se refleja en los indicadores de profundización financiera de depósitos/PIB (64,5%) y cartera/PIB (61,35), según los cuales, Bolivia ocupa el primer y segundo lugar en Latinoamérica, respectivamente.

Se tiene previsto que el país continúe en la senda de la profundización y democratización del acceso a los servicios financieros, aspecto que será acompañado desde ASFI.