Fiscalía presume que Revilla incumplió normas medio ambientales

Relleno sanitario Alpacoma

La Fiscalía Departamental de La Paz informa que este jueves 22 de Agosto, durante la audiencia de medidas cautelares del alcalde de La Paz Luis Revilla, establecerá que el burgomaestre incumplió leyes y decretos medio ambientales al no prevenir, controlar y fiscalizar el tratamiento de la basura por parte de la empresa TERSA en el relleno sanitario de Alpacoma, lugar donde se produjo un  deslizamiento en enero pasado. 

El Fiscal Luis Fernando Atanasio, parte de la Comisión de Fiscales que investiga el deslizamiento en el relleno sanitario, explicó que existen indicios y pruebas que el manejo de la basura era discrecional y no cumplía con los parámetros prescritos en la normativa que rige la materia como por ejemplo la Ley de Gestión Integral de Residuos 755 y el Decreto Supremo 2954 de 19 de octubre de 2016, que tienen por objeto establecer una política general del tratamiento de residuos sólidos en el marco de los derechos de la Madre Tierra, el derecho a la salud y a vivir en un ambiente sano y equilibrado.

Atanasio, señaló que en la imputación se hace hincapié en estas normas porque se evidenció que la empresa de Tratamiento Especializado de Residuos Sólidos y Servicios Ambientales (TERSA), que administra el relleno sanitario de La Paz, se presume que no cumplió con lo establecido en el contrato con el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

Como ejemplo citó que las piscinas de lixiviados no se encontraban tal como se estableció en el diseño ambiental inicial del relleno, lo que motivó incluso que el derrame de los residuos sólidos llegue a estas piscinas de lixiviados con consecuente rebalse y desembocadura en el Rio Alpacoma. Este aspecto no fue controlado ni fiscalizado por el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, como es su responsabilidad de acuerdo a normativa referida al tema.

Además, el fiscal mencionó que el Municipio de La Paz no realizó el monitoreo de las piscinas de lixiviados a pesar de ser una actividad imperativa de todo Gobierno Autónomo Municipal inmerso en el Art. 71 del Decreto Supremo 2954.

También en la investigación preliminar se ha determinado que no se tenía un plan de cierre del relleno sanitario pese a que el GAMLP, por Resolución Administrativa interna del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), resuelve el cierre del Relleno Sanitario de Alpacoma.

Atanacio Fuentes, dijo que con los hechos del 15 y 16 de enero se ha asumido convicción que el GAMLP no cuenta con un plan de contingencias, sino que el mismo fue elaborado con posterioridad al colapso del Relleno Sanitario, incumpliendo la normativa técnica ambiental; por otro lado, no se ha demostrado la existencia de un Programa de Prevención de Accidentes. Tampoco existe información en relación a que en el GAMLP cuente con una Dirección o cualquier otra dependencia que se encargue de este tipo de registros y la emisión de la certificación de autorización como operadores de residuos autorizados.

Según el Fiscal del caso, también de acuerdo con los informes e inspecciones realizadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, documentos inmersos en el cuaderno de investigaciones, el alcalde Luis Revilla, como máxima autoridad Ejecutiva del Municipio de La Paz, no ejerció el Control y Fiscalización oportuna del Relleno Sanitario Nuevo Jardín, ni realizó el control técnico y ambiental de las instalaciones y operadores autorizados, como era su obligación en base a Ley 755 del 28 de Octubre de 2015.