Nevadas causa triple colisión en vía Oruro-Cochabamba

La carretera estaba cerrada

Las nevadas, que esta mañana provocaron una triple colisión,  obligaron a cerrar las carreteras que conectan a los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí.

El cierre temporal de esas rutas fue determinado por la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) que a través de un comunicado informó que “La prohibición se realiza por precaución ante la nevada y la densa neblina que se tiene en el sector de la cumbre entre Yarvicoya y Confital”.

Esta mañana en la carretera Oruro-Cochabamba una ambulancia quedó atrapada en medio de un bus y un camión de alto tonelaje.  La triple colisión, ocurrida entre las poblaciones de de Yarvicoya y Confital, dejó un saldo de seis personas heridas.

La Administradora Bolivia de Carreteras (ABC) determinó el cierre temporal de la ruta Oruro-Cochabamba. Desde las 09:30 horas se cortó la circulación de vehículos hasta nuevo aviso.

Se reportó que el mal tiempo persiste en ese sector y para precautelar la seguridad de conductores y pasajeros se ha determinado cerrar por un tiempo prudente la ruta, hasta que las condiciones climáticas mejoren.

El comunicado de la ABC anuncia que “Una vez que mejoren las condiciones climatológicas se restablecerá la transitabilidad entre Oruro-Cochabamba; La Paz-Cochabamba”.

Banano del Chapare afectado

El coordinador general de la Cámara Agropecuaria Departamental, Rolando Morales, informó de que cerca de 40 hectáreas de banano quedaron afectadas por los fuertes vientos registrados en horas pasadas en el Valle Sacta del municipio de Puerto Villarroel, en el trópico de Cochabamba.

"Tenemos un reporte de aproximadamente 40 hectáreas afectadas en el Valle Sacta, lo cual por supuesto nos ha preocupado (...), hubo vientos fuertes", informó.

Dijo que uno de los representantes de la asociación comunitaria de productores de banano de la zona afectada, Agustín Conde, reportó que el nivel de daños fue menor al caso de 1.000 hectáreas dañadas, que se tuvo por un fenómeno climático similar registrado entre enero y febrero de este año.

Agregó que los fuertes vientos se registraron ayer, lunes, lo que es preocupante porque el sector bananero del trópico de Cochabamba trabaja de forma coordinada con el Fondo Nacional de Desarrollo Integral para reactivar tierras productivas dañadas por desastres naturales.

"Recordemos que a decir de los propios productores se han devastado más de 7.000 hectáreas como producto de las lluvias y de los vientos fuertes", sostuvo.

El jefe regional de la Unidad de Cambio Climático, Riesgos y Desastres, Oscar Soriano, detalló que la Alcaldía de Puerto Villarroel elabora el informe oficial de los daños para su presentación a la Gobernación de Cochabamba.