Parricida es sentenciado a 30 años de cárcel

Cochabamba

La Fiscalía Departamental de Cochabamba informó que el juez mixto de Instrucción Penal y contra la violencia hacia la mujer N°1 de la Estación Policial del Sur (Epi Sur) determinó sentencia condenatoria de 30 años sin derecho a indulto para Álvaro Rubén Fernández Salazar por el delito de Parricidio y Asesinato en grado de tentativa, a cumplir en el penal de El Abra.

La sentencia se dio mediante la salida alternativa de procedimiento abreviando y será cumplida a partir de hoy debido a que las partes: Ministerio Público, víctimas y el imputado hicieron renuncia expresa del plazo previsto para la apelación de la misma. Lo que conlleva a que dicha sentencia quede formalmente ejecutoriada y se emita el mandamiento de condena.

“La sentencia es por Parricidio por el delito cometido en contra de sus padres y Asesinato en grado de tentativa por su hermana. Él admitió y dio pormenores de como sucedió el hecho contra sus padres y su hermana, eso lo reconoció en la audiencia además de otros aspectos o factores”, informó el fiscal del caso Jhimmy Almanza.

Según la investigación el pasado 29 de junio, Álvaro Fernández fue a su domicilio ubicado en el barrio Ferroviario dónde tomó contacto, al promediar las 15:00 horas, con su padre Rubén Fernández a quién sorprendió por la espalda, lo hizo caer y luego lo estranguló con una soga, momentos antes también se había contacto con su madre para que le lleve dinero. Cuando la madre llegó al inmueble el agresor se abalanzó hacía ella quitándole también la vida con la misma soga con la que victimó a su padre.

Después llamó a su hermana del teléfono de su madre pidiendo que vaya al domicilio, cuando ella se encontraba dentro procedió a atacarla y dejarla inconsciente para luego darse a la fuga.

La hermana reaccionó y pudo alertar a sus otras dos hermanas del hecho, horas después la policía logró aprehender a Álvaro Fernández.