Confirman muerte de periodistas de El Comercio

Presidente ecuatoriano consternado

El presidente de Ecuador Lenín Moreno confirmó este viernes la muerte del equipo periodístico de El Comercio. Disidentes de las FARC en el sur de Colombia secuestraron a los dos periodistas ecuatorianos y un conductor del diario El Comercio el 26 de marzo.

“Con profundo pesar lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido y no hemos pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”, dijo el mandatario.

El presidente Lenín Moreno volvió a Ecuador desde Lima este jueves después de conocerse unas presuntas fotografías que mostrarían a los dos periodistas y al conductor sin vida. Muy consternado manifestó su indignación. Dio un plazo de 12 horas para que los secuestradores den pruebas de vida.

El secuestro de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra del equipo periodístico del diario El Comercio causó conmoción en Ecuador. Los dos periodistas y el conductor desaparecieron tras cruzar un retén militar en el sector de Mataje en la provincia de Esmeraldas, al norte del país. Pese a las advertencias de no avanzar hacia espacio colombiano, los trabajadores cubrían la creciente tensión en el límite fronterizo tras la detonación de artefactos explosivos en objetivos militares.

El comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Alberto José Mejía, dijo el miércoles pasado que según información de inteligencia el grupo ‘Óliver Sinisterra’, conformado por disidentes de las FARC al mando de alias ‘Guacho’ es el responsable del secuestro de los ecuatorianos. La información fue dada por Mejía en una entrevista con una cadena radial colombiana.

El alto oficial agrego que alias ‘Guacho’ es objetivo militar desde hace tiempo y que un contingente militar lo busca. Las Fuerzas Militares de Colombia están compartiendo información con las autoridades de Ecuador que permitan dar con el paradero de los comunicadores, agregó el general Mejia. Según el gobierno de Ecuador, el equipo periodístico de El Comercio desapareció este lunes en zona fronteriza ente Ecuador y Colombia.

La disidencia de las FARC responsable del secuestro de los dos periodistas ecuatorianos y su conductor asegura que los tres hombres están muertos y pide, en un supuesto comunicado, generar condiciones humanitarias para la entrega de los cuerpos de los secuestrados, según informó la Fundación para la Libertad de Prensa en Colombia.

Las disidencias son frentes de las FARC que no aceptaron desmovilizarse –es decir, ir a las zonas veredales, entregar sus armas y hacer el tránsito hacia la vida legal– como lo estipula el acuerdo de paz firmado por el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC en 2016. Las FARC y el gobierno señalan a estos guerrilleros como disidentes y su decisión de seguir armados los pone en oposición al acuerdo.

Un video, prueba de supervivencia

Un video del 3 de abril difundido por el canal de noticiascolombiano RCN mostraba a los tres hombres ecuatorianos de pie, abrazados y amarrados uno al otro con cadenas. El video no tiene fecha y CNN no puede determinar cuándo fue grabado ni el presente estado de los secuestrados.

“Presidente Lenín Moreno, en sus manos están nuestras vidas”, decía en un video Javier Ortega, uno de los tres ecuatorianos secuestrados en la frontera con Colombia hace una semana.

La fundación informó que recibió de RCN Noticias un comunicado firmado por “Dirección Frente Oliver Sinisterra” con relación a la situación de los trabajadores de El Comercio secuestrados el 26 de marzo. Según la FLIP el comunicado se entregó a la Secretaría de Comunicación y Ministerio del Interior de Ecuador.

CNN se comunicó con las autoridades ecuatorianas quienes no confirman hasta el momento haber recibido el comunicado. Según la FLIP, el Ministerio de Defensa de Colombia no confirmó la autenticidad del comunicado del grupo disidente de las FARC.

En el comunicado expresan que la FLIP, Fundamedios y Reporteros sin Fronteras “rechazan cualquier acción ofensiva por parte de los gobiernos ecuatoriano y colombiano mientras se mantenga la incertidumbre”.

Entretanto, el presidente boliviano Evo Morales expresó su congoja y condena por el asesinato de los tres comunicadores ecuatorianos. "Expresamos nuestra solidaridad con sus familis", señaló.

(CNN en español)