Se fue un Grande

JUSTO Y CABAL

La semana pasada falleció Walter Quisbert, el popularísimo “Tataque”, un personaje bien apreciado, sobre todo por la afición deportiva.

Walter fue un gigante, (2,30 cm, de estatura) un gran deportista, su seudónimo venia de una exitosa radio novela mexicana difundida por radio Nueva América de ciudad de La Paz en los años 1970-1993, esta radio novela batia  todo record de sintonía, “kaliman”, el hombre increíble, este súper héroe junto acompañante el pequeño “Solin”, en uno de sus viajes de aventuras se enfrentó a “Tataque” un gigante japonés.  (Kaliman, radio novela y revistas, del escritor Mexicano, Modesto Vásquez Gonzales,)

Walter en las calles era admirado, los niños corrían por su detrás cuadras y cuadras, era todo un espectáculo verlo caminar rodeado de una cantidad de personas que se abrían paso para estar cerca de él, los casa autógrafos siempre estaban siempre atentos para tener una firma de tataque y era otra diversión ver como estos señores que buscan la firma de los famosos se estiraban para alcanzar su libreta, era todo un ídolo, famoso, sencillo, amigable, bonachón, una buena persona.

“Tataque Quisbert” gano medalla de oro en boxeo para Bolivia en los VIII Juegos Deportivos Bolivarianos, (Octubre de 1977 en la ciudad de La Paz) se entrenaba siendo muy jovencito en el coliseo de Villa victoria, fue figura en el catschascan los rudos le temblaban frente al justiciero que les daba una tunda en el cuadrilátero, campeón sudamericano de box que se disputo en la republica del Brasil el año 1980, buen encestador en el básquet jugo en el legendario equipo de muchas glorias Ingavi, entrenador de box y lucha libre, bailo morenazas, negritos y caporales en la festividad del señor del Gran Poder, hoy seguramente en muchos escenarios lo extrañaran pero el seguirá en la eternidad, era  todo un grande, un personaje que se ganó con laureles y olivos ocupar un lugar en la historia de Bolivia.

GRACIAS Y HASTA LA PROXIMA CUANDO VUELVA PARA HABLAR JUSTO Y CABAL.