Urquizu pide disculpas pero duda de video

“Será una guerra sucia", dijo.

Rodeado de mujeres afines a su partido, cinco días después de la difusión de un video en el que se lo ve manoseando a una mujer, el gobernador Esteban Urquizu no reconoció ser el protagonista de la grabación, sin embargo, pidió disculpas a “quienes tal vez se sienten ofendidos”.

“Será una guerra sucia, a veces llegan hasta ciertas bajezas con ese tema, pero también sabemos las causas y los motivos, ya estamos en la campaña de las elecciones generales”, señaló.

En un monólogo, la autoridad puso en duda la veracidad de las imágenes que se difundieron a través de las redes sociales.

"Sea cierto o no sea cierto, lo importante es reconocer los errores que podemos tener, somos humanos, quién puede ser libre de errores, pueden ser graves o leves", señaló.

Utilizando el plural, Urquizu pidió disculpas a los pobladores, en particular a las mujeres.

“A nivel de familia queremos decirles mil disculpas, a mi familia, a todas las hermanas, a nivel de sectores sociales, quienes tal vez se sienten ofendidos”, señaló.

Indicó que la difusión de esas imágenes, a las que calificó como una difamación, busca dañar a su familia, pero dijo a sus detractores que no lo lograrán.

“Podemos tener errores, equivocaciones como personas, mujeres, hombres somos humanos, pero queremos serles muy claros también a nivel de humanidad, como familia, como persona, no van a poder destrozarme, tengo esposa, tengo hijos”, agregó.

“Qué más saldrá, en esta coyuntura que vive el país, sabemos cómo amañan a mentir, a difamar, a denigrar a las personas, hombres o mujeres, que somos parte de la estructura a nivel de todo el departamento de Chuquisaca y del país”, cerró.

El miércoles se difundió a través de las redes sociales un video en el que se ve al Gobernador tocando las nalgas de una mujer, que reacciona sorprendida y le devuelve el gesto, provocando risas, aparentemente en una fiesta.

El hecho provocó indignación de los pobladores, particularmente de las mujeres, incluyendo las de su partido. La diputada de oposición Yesenia Yarhui presentó una denuncia en su contra y algunos pidieron su renuncia.

Durante los siguientes días, el Gobernador optó por el silencio, pero las críticas en su contra continuaron, incluso de legisladoras de su partido como Adriana Salvatierra y Susana Rivero.