Despido masivo en el Clarín de Argentina

Despidieron a 56 trabajadores

El mayor conglomerado mediático de Argentina decidió echar a más de 56 empleados y lo llevó adelante con apoyo de la policía y seguridad privada. En una asamblea de urgencia, empleados y empleadas decidieron hacer paro y exigir una mesa de negociación.

Es una crónica de despidos anunciados. Algunos se enteraron por email: no tenían más trabajo. Otros tuvieron que llegar hasta la redacción, en el centro de la Capital Federal, acercarse a un insólito vallado policial y dar su nombre a un señor que -lista en mano- les decía si podían o no acceder a la empresa. Así fue la mañana del miércoles de los trabajadores y trabajadoras de Clarín.

El rumor sobre que algo estaba a punto de suceder había empezado unas horas antes, con la circulación por redes sociales de una imagen del inusual operativo policial alrededor de las instalaciones del grupo mediático más concentrado y que más publicidad oficial recibió durante los últimos años.

“Nos trataron como terroristas, incluso dentro de a empresa”, contó a RT el delegado Matías Cervilla, delegado de Clarín de la CGI de Sipreba (Sindicato de Prensa de Buenos Aires). También describió que en los alrededores del edificio había policías y en los pasillos interiores, una cantidad de empleados de seguridad privada que nunca antes habían visto. “Es impresionante: hay un guardia cada cinco metros, un operativo como si estuviese Donald Trump en la empresa”, agregó.

La cifra de despedidos todavía no está clara. Al principio la empresa informó sobre 56 trabajadores y trabajadoras de Clarín, Olé y sectores periodísticos de AGEA (Arte Gráfico Editorial Argentino, parte del mismo grupo) pero luego los delegados descubrieron que no estaban contabilizando a los trabajadores y trabajadoras del interior del país. Por ahora, según la Comisión Interna Gremial, la suma llega a 65 pero podrían ser más. “Son personas de cargos no jerárquicos: redactores, fotógrafos, editores. Se cargaron a la tropa más baja”, definió Cervilla.