Boca y River no jugarán la final en Bs As

Será el 8 o 9 de diciembre

La Conmebol anunció este martes al mediodía que la final entre River y Boca se jugará "entre el 8 y el 9 de diciembre en horario y sede a definirse a la mayor brevedad", aunque advirtió que la disputa del encuentro queda sujeto al fallo del tribunal disciplinario luego del pedido elevado por el club que dirige Daniel Angelici, que pide la descalificación del club de Núñez y la coronación sin jugar de su equipo. Según trascendió, el fallo saldría el jueves.

Por estas horas, los integrantes del tribunal no tienen una posición tomada.

En un breve comunicado, previo al anuncio de Alejandro Domínguez, su presidente, la Conmebol advirtió que "conforme a los hechos de violencia" que "pusieron en riesgo la seguridad de los jugadores, oficiales y aficionados" se decidió que el partido final "no se juegue" en Argentina.

El comunicado de la Conmebol, con sede, fecha y horario a definir.

El comunicado de la Conmebol, con sede, fecha y horario a definir.

Por este motivo, la Confederación anticipó que "se hará cargo de los gastos de viaje, hospedaje, alimentación y traslado interno de hasta 40 personas por delegación". Asimismo, "establecerá las coordinaciones de seguridad con las autoridades correspondientes. 

Lo que no aclaró la Conmebol ni su presidente fue si el partido se disputará con público. Y remarcó que será el organismo que rige el fútbol sudamericano el que tomará las decisiones de aquí en más.

Mientras D'Onofrio dejó la sede de la Conmebol sin hablar con la prensa y con el ceño fruncido, Angelici encaró a los periodistas y advirtió que "Boca no aceptó jugar ningún partido" y remarcó que aguarda la decisión de la Unidad Disciplinaria.

"Me voy con la confianza que nosotros estamos apegados a derecho. Espero que se tomen todo el tiempo necesario para que puedan revisar todas las pruebas que presentó a Boca", sostuvo Angelici.

A su vez, enfatizó que  si el fallo no conforma a Boca está dispuesto a apelar a instancias superiores. "Vamos a ir al TAS si es necesario", reiteró el mandamás del club de La Ribera. De ese modo, más allá de la decisión de la Conmebol, parece complicado que el partido se juegue.

Minutos después de que la Conmebol anunciara qué se resolvió en la reunión con los presidente de los dos clubes, Domínguez dio sus sensaciones ante la prensa, sin admitir preguntas ni confirmar si la final de la Copa Libertadores se jugará sin público.