Evo se distancia más de los obispos

"Lindas palabras" y "falsos conceptos"

El presidente Evo Morales rechazó este jueves la invitación de la Iglesia Católica para que participe de la CV Asamblea Anual de Obispos en Cochabamba.

A través de una carta enviada al monseñor Aurelio Pessoa Ribera, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, informó que el Primer Mandatario decidió no asistir, por la postura asumida por algunos miembros de la curia.

El 5 de noviembre, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) invitó a la autoridad de Estado a su encuentro para abordar temas de interés común.

“Sería una alegría para los obispos poder contar con su presencia en el momento que usted indique para poder compartir temas de interés común entre la Iglesia y el Gobierno”, señalaba la invitación.

El presidente de la CEB, monseñor Ricardo Centellas, durante la presente jornada, cuestionó la conducta del poder central, advirtió riesgos para la democracia y reclamó el respeto al voto del pueblo en el referéndum del 21 de febrero de 2016.

Un día antes, el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, recordó que era un imperativo acatar la Constitución Política del Estado (CPE).

"Lindas palabras"

En la repuesta, firmada por Alfredo Rada, el Gobierno expresa su extrañeza por recibir una nota de la CEB “escrita con tan lindas palabras”, pero que a las pocas horas se enteren de que algunos obispos “persisten en utilizar duros y falsos conceptos”, como la afirmación de que la democracia boliviana estuviera en riesgo.

El ministro de Estado indicó que las declaraciones de los obispos es una acción que insta a la división de la ciudadanía.

“No es parte de la misión pastoral de la Iglesia Católica, fomentar las divisiones y menos las confrontaciones entre bolivianos”, acotó.

"Expresamos nuestra extrañeza por esta actitud dual, en la que se invita cordialmente al Presidente Evo Morales a su reunión, la mismo tiempo que algunos miembros de la Iglesia Católica se empeñan en expresar ataques a la actual gestión de gobierno, ignorando que la Iglesia Católica congreso a una mayoría de los bolivianos y bolivianas, mismos que en un alto porcentaje apoyan este proceso de cambio", indica la misiva.

La nota agrega que la postura de la CEB no guarda relación con el pensamiento del Papa Francisco ni del cardenal Toribio Ticona.