Penal de Palmasola sufría de inseguridad

Interpelación a Ministro de Gobierno

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró ante los miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), este martes, que la intervención a la cárcel de Palmasola, de la ciudad de Santa Cruz, se llevó a cabo para garantizar la seguridad ciudadana.

Romero fue interpelado por los cuatro diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) Aniceto Choque, Henrry Cabrera, Benita Suárez y Freddy Vargas, quienes elaboraron 23 preguntas en relación al régimen penitenciario boliviano, particularmente a la intervención que se desarrolló el pasado 14 de marzo en el Centro de Rehabilitación de Palmasola.

“Este operativo fue dentro del marco de la seguridad ciudadana y para evitar que se repitan los mismos hechos de criminalidad dentro del recinto penitenciario, se harán continuos patrullajes y requisas”, dijo Romero.

En la intervención, las fuerzas del orden desbarataron bandas criminales que desde el interior del centro penitenciario cruceño, se dedicaban a cometer extorsiones, a cobrar tributos a los internos y a ejercer matonaje contra los más débiles. El 14 de marzo, se hallaron drogas, alcohol y armas de grueso calibre. 

Durante más de dos horas de exposición, el Ministro afirmó que Bolivia ocupa el tercer lugar con menos criminalidad entre los países latinoamericanos, según los datos proporcionados por la Organización de Naciones Unidas.

“Estamos por debajo del promedio latinoamericano, somos el tercer país con menos criminalidad en Sudamérica. En los últimos años se han hecho esfuerzos muy notables para mejorar la seguridad ciudadana”, afirmó.

La autoridad apoyó su declaración en un cuadro comparativo con los índices de criminalidad de otras naciones. El año 2012 en Bolivia había 12 homicidios por cada 100 mil habitantes; ese mismo año en Honduras se registraba 75 asesinatos  cada 100 mil habitantes.

En la gestión 2016, los índices de criminalidad en nuestro país se redujeron a 6,4 homicidios; mientras que en México se asesinaba a 20,5 ciudadanos.

Sin embargo, el Ministro Romero lamentó que el registro de hacinamiento en las cárceles del país continúe en ascenso debido a la retardación de justicia y la inexistencia de medidas alternativas al encarcelamiento, situaciones que pudieron ser combatidas con la aplicación de un nuevo Código del Sistema Penal.

“Tenemos un alto índice de detenidos preventivos, el más alto de Latinoamérica y el más alto nivel de retardación de justicia también; ambos problemas fueron encarados por el nuevo Código del Sistema Penal, el mismo que por motivos políticos fue inviabilizado. Es una limitación para nosotros, mientras no haya medidas alternativas el hacinamiento continuará”, aseguró.

Finalmente, la ALP votó por el Orden del Día Puro y Simple, que según el Reglamento interno, no produce efecto alguno y además entregó un voto de confianza a la labor que desarrolla la autoridad de Estado.