Autoridad paraguaya envuelta en escándalo

Una taiwanesa la víctima

Era un viaje diplomático crucial para el nuevo gobierno de Paraguay.

Para honrar más de 60 años de relaciones bilaterales, el presidente Mario Abdo Benítez visitó en Taipei a la presidenta Tsai Ing-wen, del independentista Partido Demócrata Progresista, que se opone las pretensiones chinas de dominar Taiwán. Pero algo salió mal.

La prensa taiwanesa reportó un escándalo. Una traductora taiwanesa contratada para asistir al director de Migraciones, Julián Agustín Vega Insfrán, denunció al funcionario de comportamiento sexual inapropiado por "frotarle el muslo". La noticia llegó rápidamente a Asunción y Vega Insfrán tuvo que renunciar a su cargo en medio de la gira.

Paraguay y Taiwán son viejos socios, una relación que ha dado buenos réditos económicos al país sudamericano. Forma parte del reducido club de países que reconocen a Taiwán como país independiente de China, 17 naciones que desde 2016 ha perdido cinco integrantes

Paraguay es el único aliado diplomático de Taiwán en Sudamérica. Por eso, Abdo Benítez y su delegación fueron recibidos con los más altos honores.

Fotos de ambos presidentes sonrientes ocuparon los portales web de noticias de Paraguay acompañando a titulares sobre la carne vacuna que se envía a Taipei y la avanzada tecnología o el dinero que viene a cambio. Pero de pronto toda la atención de la prensa pasó a Vega Insfrán.

La noticia explotó el lunes pasado. Vega Insfrán, del oficialista Partido Colorado, exconcejal de un municipio popular, había llegado a Taipei por 8 días para participar de un curso de formación para oficiales de migración. Pero, al parecer, no estuvo a la altura de las circunstancias. Vega Insfrán se defendió desde Taiwán con el argumento de que todo fue un "malentendido".

Y apeló a las "costumbres" del hombre paraguayo para justificar su manoseo.

"Hablé y le expliqué cómo es nuestra costumbre. Le toqué el muslo y eso le molestó. Fue ante mucha gente", dijo el director de Migraciones a la radio paraguaya ABC Cardinal.

"Costumbre de macho acosador paraguayo", no de Paraguay, declaró en su Twitter la política y activista feminista Lilian Soto.

"Por suerte existen las redes y podemos explicar que esto no es normal para todo el Paraguay. Está en juego la imagen del país", agregó Soto cuando fue entrevistada en la misma radio que Vega Insfrán. El mismo día en que fue acusado de acoso sexual, el director de Migraciones paraguayo llegó a un acuerdo con la mujer, que retiró los cargos con la condición que el hombre abandonase el país lo antes posible.

Mientras el presidente paraguayo seguía su visita en Taipei, los medios locales ardían y la gente en redes sociales se ponía cada vez más creativa para denunciar el comportamiento de Vega Insfrán.

El ministro de Interior de Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, anunció medidas severas contra el acusado. Calificó el hecho de "bochorno" y de "inadmisible". Horas después aceptó la renuncia del secretario.

La gira de Abdo Benítez continúa en Taipei. El miércoles 10 de octubre, la comitiva paraguaya participará en la celebración del Día Nacional de Taiwán.

El desafío del Presidente será que los titulares se concentren otra vez en la agenda comercial y política de la visita.