Argentina negocia rebaja en precio del gas

Tenso diálogo con Bolivia

El gobierno argentino restringió el lunes pasado unilateralmente las compras de gas a Bolivia. En lugar de importar 15 millones de m3 cúbicos diarios, como establece el contrato, compró sólo 10 millones. 

La decisión forma parte de una tensa negociación que viene manteniendo la Secretaría de Energía con las autoridades bolivianas para renegociar el precio del fluido que se calcula a partir de una canasta de líquidos que incluye gasoil y fuel, los cuales vienen subiendo de la mano de la disparada del barril de petróleo.

Una misión proveniente de Bolivia vendrá esta semana al país para tratar de encontrar una salida, pero la situación es complicada porque Bolivia quiere que se respete el contrato firmado.
La decisión de recortar el gas proveniente de Bolivia sorprendió a varios actores del mercado local porque coincidió justo con un lunes en el que las temperaturas fueron bajas, sobre todo en la Patagonia, y aumentó mucho la demanda de los residenciales.

A raíz de ello, hubo algunos problemas con el despacho de gas y fue necesario sumar GNL al sistema, según confirmaron a EconoJournal fuentes oficiales.

Para evitar nuevos inconvenientes, al día siguiente se volvió a importar 15 millones de metros cúbicos de Bolivia.

En esta época del año la demanda prioritaria suele disminuir ya que no se suele usar calefacción y todavía no hay un uso generalizado de aires acondicionados.

De hecho, en algunos días suele sobrar gas. Sin embargo, el gobierno tuvo mala suerte porque la decisión de importar menos de Bolivia coincidió justo con un día de temperatura baja.

“El problema surge porque la caída de la demanda en esta época del año no es tan lineal. Es un poco inestable porque si hay tres días de frío consecutivo la situación puede cambiar rotundamente”, aseguró a EconoJournal un especialista del sector.

La negociación con Bolivia la están llevando adelante la secretaría de Energía y IEASA (ex Enarsa).

El objetivo es forzar una renegociación de los precios. 

En la actualidad el gas de Bolivia cuesta 6,6 dólares el millón de BTU, pero se actualiza trimestralmente y debido a la suba del crudo se espera que supere los 7 dólares porque el barril cotiza por encima de los 80 dólares.

El contrato fue firmado en octubre de 2006 entre Enarsa e Yacimientos Petrolíferos Bolivianos por un período de 20 años y preveía un volumen inicial de importación de 7,7 millones de metros cúbicos por día que luego se iría incrementando hasta alcanzar 27,7 millones de metros cúbicos por día

(Econo Journal)