Mesa: Aceptar el fallo aunque es injusto

Canciller pone paños fríos

El expresidente Carlos Mesa y el canciller Diego Pary pusieron este miércoles paños fríos al tenso ambiente que vive el Gobierno, luego del fallo negativo del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya a la causa marítima bolivia.

La ex autoridad planteó resignación frente a las consecuencias que acarrea la postura de la máxima instancia de justicia, en tanto que el ministro de Relaciones Extgeriores destacó el trabajo de los jueces.

Mesa Gisbert -mediante su cuenta de Twitter-  reclamó unidad y prudencia. Además planteó la necesidad de desarrollar nuevos escenarios en función al objetivo principal; retorno a las cosas del Océano Pacífico.

“Hoy más que nunca necesitamos claridad de ideas y serenidad de juicio. Aceptar el fallo aunque nos parece injusto. Encarar el futuro de nuestra relación con Chile sobre esa realidad", señaló.

Viosibelmente apesadumbrado, el exmandatario había expresado su desazón, sin embargo que debería asumirse responsabilidades por el resultado.

El fallo de la Corte determinó que Chile no tiene la obligación de negociar con Bolivia una salida soberana al mar, como el país reclamaba a partir de esta demanda presentada en 2013

"No escapar a la responsabilidad que nos toca a cada uno. Agradecer al país que nos apoyó siempre", agregó en otro tuit.

Trabajo de jueces

Diego Pary -en contacto con la emisora patria Nueva-  destacó la probidad de los jueces que fallaron a favor de Chile.

“Son cinco años que nuestra demanda estuvo radicada en la Corte Internacional de Justicia, cada uno de los jueces participa de manera personal, de manera profesional, y en ese marco creo que no pudo haber influido los acontecimientos del último tiempo”, sostuvo.

Las sospechas de una posible injerencia surgieron tras la reunión del presidente de EEUU, Donald Trump, con su par chileno, Sebastián Piñera, en la Asamblea de la ONU.

Diego Pary advirtió sin embargo que sectores radicales y conservadores de Chile intentan "politizar" el tema del mar en Bolivia, por lo que pidió a la población boliviana no dejarse engañar y mantener la unidad por la reivindicación marítima.

"No nos dejemos engañar por las voces que intentan transmitir los mismos mensajes que están intentando trasladar ciertos sectores radicales por parte de Chile, se intenta politizar el tema del mar, se intenta responsabilizar a ciertos actores y creo que eso no corresponde", mencionó.