Bolivia se dinamizará con biocombustibles

Enfoque de Xinhua

Bolivia apuesta a los biocombustibles (etanol y biodiésel) como una estrategia alterna para dinamizar su economía, coincidieron un funcionario de gobierno y un experto del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE, privado).

El objetivo de esta estrategia es generar empleos, bajar la subvención de hidrocarburos, ahorro millonario al Estado y beneficios para el medio ambiente.

El viceministro de Industria, Comercio, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Humberto Salinas, explicó hoy martes a Xinhua que Bolivia ingresará en la era del biocombustible antes de finalizar septiembre, una vez promulgada la ley del etanol.

De acuerdo con Salinas, esta ley garantizará las inversiones de maquinaria en el campo y en la industria, y coadyuvará en la seguridad alimentaria y energética con soberanía.

Según el viceministro, Bolivia apuesta al etanol y al biodiésel como productos que fortalecerán la dinámica económica por su efecto multiplicador.

Salinas explicó que el etanol se produce a partir de la fermentación de materia orgánica y rica en azúcar (caña, maíz y sorgo), así como de la transformación en azúcar del almidón presente en los cereales. También se utiliza como aditivo a la gasolina.

Manifestó que el impacto de incorporar el etanol a la matriz energética nacional en los próximos ocho años trascenderá en un crecimiento del área cañera cultivada de 150.000 a 305.000 hectáreas.

De igual forma, permitirá la sustitución de 380 millones de litros de gasolina por etanol, el ingreso de 480 millones de dólares a las cuentas públicas, unos 27.000 empleos directos e indirectos, y la mitigación de un 6 por ciento de la contaminación de emisiones de CO2 (dióxido de carbono).

El proyecto beneficiará a más de 1.500 agricultores cañeros que incrementarán la producción de sus cultivos y recibirán un mejor precio por el litro de alcohol de exportación y el litro de alcohol destinado al bioetanol.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en primera instancia el proyecto de ley del etanol, y se prevé que esta semana sancione y posteriormente se promulgue la norma para su puesta en vigencia oficial.

Sobre las ventajas y efectos de los biocombustibles, el gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, precisó este martes a Xinhua que el emprendimiento beneficia a Bolivia con el movimiento económico, la generación de empleos, la eliminación de importaciones y el cambio de la matriz energética con combustibles limpios.

"La ventaja principal es que Bolivia, con la producción de biocombustibles, inicialmente el bioetanol o alcohol anhidro, es que va a avanzar a su autosuficiencia energética. Bolivia importa cada año alrededor de 200 millones de dólares en gasolina, además de aditivos y eso ocasiona un drenaje de divisas hacia el exterior y también impide un mayor crecimiento a la economía", afirmó.

De acuerdo con el gerente general del IBCE, al contar con un alcohol anhidro o bioetanol se podrá tener una cuarta opción de gasolina con un mayor octanaje que la gasolina especial, que es de 85 octanos.

Desde el punto de vista ambiental, se destaca la menor emisión de gases de efecto invernadero.

Según Rodríguez, esta gasolina ecológica va a ser más amigable con el medio ambiente frente a sus competidores, los combustibles fósiles, al tiempo que se ampliará la frontera agrícola.