Critican discurso sobre nacionalización

Rector Albarracín

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, aseguró este martes que las empresas estatales del país como Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) sufren de inestabilidad institucional, y son operadas por empresas transnacionales, lo cual contradice con el promocionado proceso de nacionalización.

El presidente Evo Morales destacó el lunes, en el homenaje a los 193 años de creación de Bolivia, el crecimiento sostenido del país, con un promedio de casi 5% en los últimos años y que el progreso empezó a despuntar desde 2006 con la nacionalización de los hidrocarburos y empresas estratégicas del Estado.

La autoridad universitaria descalifico las declaraciones del primer mandatario sobre la nacionalización, asegurando que los megacampos hidrocarburiferos de San Antonio y San Alberto son operados por la brasileña Petrobras; Margarita y Huacaya por la española Repsol e Incahuasi por la francesa Total.

“Esta principal empresa YPFB han mostrado más de una década una preocupante inestabilidad institucional, porque resulta que han pasado por filas de Yacimientos, 8 presidentes y han sido nombrados por el mismo presidente y al margen de las formalidades de la Constitución” afirmó.

YPFB, contaría con 25.5% de acciones en San Antonio y San Alberto y el 10 % en Incahuasi y ninguna participación en Margarita Huacaya, mega campos que son la base de la exportación de gas natural y del abastecimiento interno.

Albarracín asimismo aseguró que la nacionalización de las minas no es al 100%. Sólo se recuperó Huanuni, Vinto, Colquiri y Mallku Khota. Otras minas de COMIBOL son explotas por empresas privadas, nacionales y transnacionales.

En la actualidad, la COMIBOL sólo controla 8% de la comercialización de la minería nacional, el 92% restante está en manos privadas.

La información fue revelada de una investigación realizada, por docentes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA