Unidos para una Bolivia sin Tuberculosis

Feria de concientización

En la última década, la incidencia de personas enfermas con tuberculosis en el país bajó en un 30%, la meta del Ministerio de Salud es acabar con esta enfermedad en los siguientes años.

“El objetivo del Programa Nacional de Tuberculosis, de las políticas de salud y del  Ministerio de Salud es incrementar al máximo las tasas de curación de los pacientes y acabar con la epidemia de tuberculosis”, afirmó Rodolfo Rocabado, director general de Servicios de Salud de esta cartera de Estado, al recordar este sábado el Día Mundial de la Tuberculosis.

Bajo el lema de “Todos Unidos contra la Tuberculosis”, en esta jornada se desarrollaron diferentes actividades en todo el país para informar, concientizar e involucrar a la población en general y a los medios de comunicación en particular, sobre la amenaza que representa la Tuberculosis para la vida de las personas.

En La Paz, el Día Mundial de la Tuberculosis se recordó con una feria de concientización e información en la plaza San Francisco, al que asistieron autoridades en salud, representes de la OPS/OMS en Bolivia, además de la senadora Máxima Apaza.

Eva Limachi, ex paciente de Tuberculosis, también estuvo en el acto para dar testimonio de su enfermedad  y cómo logró superar la misma “Creí que iba a morir pero estoy con vida porque cumplí al pie de la letra con todas las recomendaciones de mi doctor, el camino fue difícil, temía contagiar a mi familia pero juntos lo logramos”, relató.  

La incidencia de la TB TSF (Tuberculosis en Todas Sus Formas) en Bolivia está disminuyendo en aproximadamente un 1.5% al año, ritmo que habría que acelerar a un 4.5% anual para lograr las metas fijadas en la Estrategia Fin a la Tuberculosis, explicó Rocabado.

Al momento, en La Paz se reportan 1.706 casos de tuberculosis, en Cochabamba 1.136 y Santa Cruz 3.141 casos, los tres departamentos hacen el 79% de casos de Tuberculosis en el país.

“Mucha gente cree que es una enfermedad del pasado, pero no, la Tuberculosis es una de las 10 primeras causas de muerte en el mundo. Antes, el diagnóstico y el tratamiento eran lentos, pero ahora, gracias a la tecnología, se puede tener el diagnóstico en cuestión de horas y el tratamiento es gratuito”, añadió la autoridad en salud.