Trabajadores de Incerpaz en huelga de brazos caídos

Exigen cumplimiento de convenios

Al menos 400 trabajadores de la fábrica de ladrillos Incerpaz se encuentran en huelga de brazos caídos, porque un supuesto incumplimiento de la parte patronal a compromisos anteriores.

El secretario General del Sindicato Incerpaz, Belisardo Quispe Mamani, dijo a Radio San Gabriel que esta medida de presión comenzó el pasado 18 de marzo y se mantendrá en tanto no exista “voluntad de los ejecutivos para solucionar el problema”.

El dirigente señaló al abogado de la factoría, Hans Jacobs, como el supuesto responsable para que persista el conflicto y que además habría actuado arbitrariamente en el manejo del tema

“Los compañeros se organizan. La empresa dice que quiere buscar soluciones, nosotros hemos dicho que no hacemos actos vandálicos, respetamos a la parte administrativa que vienen a trabajar. Queremos negociar en planta de los pedidos que hemos hecho”, agregó.

Cambio de funciones inexplicables, disminución de salarios y despidos, serían los tres factores determinantes para que los obreros de Incerpaz vayan a la huelga de brazos caídos.

La factoría que se encuentra ubicada en la carretera El Alto-Viacha se encuentra paralizada, aunque la parte administrativa cumple con normalidad sus funciones.

Quispe dijo que “recién” recibieron salarios devengados y que “frecuentemente” se vulneran convenios.

Aclaró que los trabajadores comprenden la difícil situación económica que atraviesa la empresa y que por ello renunciaron a un incremento en bonos internos que se cancelan anualmente.

“Se vulneró convenios. Desde 2015 no hemos exigido incremento internos. De la empresa nos dijeron estamos mal. Sólo se mantuvo el incremento salarial. En boletas de pago cambia el tenor del nombre como obreros con la intención de aburrir al trabajador”, concluyó.